encorda2
Historias Psicología del accidente Septiembre, 2011

Estrés bueno y estrés malo

Una cordada está escalando una vía, el que va segundo de repente se resbala y cae, la elongación de 60 metros de cuerda, un poquito de falta de atención del asegurador, comenzar a escalar antes de ver que empezara a recuperar la cuerda, hace que el impacto contra una repisa fracturara la tibia y peroné, después de casi una hora intentando ponerse de acuerdo con el compañero y sin cobertura, decide subir escalando con una pierna rota por una zona de IVº grado.

Al principio la cuerda cede demasiado como para ir colgandose de ella, hace pasos a pulso, se recupera de friend, fisureros que va colocando para progresar, en ocasiones apoya parte de la pierna rota, cuando llega hasta el compañero deciden proseguir en largos más cortos, hasta que logren cobertura y poder llamar, saben que más arriba la encontrarán.

Desde que salieron de la tienda llevan muchas horas de esfuerzo, sin embargo apenas tienen cansancio, la pierna no le duele a pesar de que en algún momento la pone contra la roca y sus heridas no sangran, más arriba logran cobertura y llaman. Cuando nos estamos acercando a él camilla y férulas en mano comienza a decaer, mientras ponemos la férula grita de dolor, le decimos que se apoye en nosotros para subirlo a la camilla y atarlo convenientemente, apenas tiene fuerzas para cerrar la mano, ya en el helicóptero una persona con una fuerza de voluntad de hierro, se desvanece.

Este accidente en montaña que acabo de inventar, está inspirado en casos reales que me han pasado, al enterarme de toda la odisea que han vivido me pregunto ¿Cómo una persona que tiene la fuerza de avanzar con la pierna rota sin pestañear por el dolor, ahora le duele y apenas tiene fuerzas para cerrar la mano cuando nos ve llegar?

Cuando lo he hablado con algún profesional de la medicina me da la solución aludiendo al estrés.

El estrés a diferencia de lo que podemos pensar es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia.

Estrés malo:

http://pics.filmaffinity.com/127_Horas-846868462-large.jpg

127 horas – pincha historia real

Este sistema de defensa del cuerpo se pone en marcha también, bajo determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando problemas graves de salud.  Este síndrome salta frecuentemente en el entorno laboral, por una fuerte experiencia, vivencia extrema, etc., con síntomas perceptibles (dolor de cabeza, insomnio, nerviosismo, ansiedad, etc.), que quieren avisarnos de que algo no va bien, hasta aquí mi explicación del estrés malo, me perdonen por la simplicidad de algo mucho más complejo.

Estrés bueno:

Este es el que nos abrirá el elixir de la juventud, que nos convertirá en Titanes, al menos durante un tiempo, como todo, la adrenalina se nos acabará.  Cuando estamos bajo su influencia, donde la prioridad es salvar la vida, el cuerpo potenciara aquello que nos pueda salvar, y bloqueará aquellos que impida sobrevivir como puede ser el dolor.

http://lh3.ggpht.com/_xQVTZ64Zlqk/SSxwJbH50EI/AAAAAAAADuI/URX524tw4ug/tocando_el_vacio_touching_the_void.jpg

Tocando el vacío

Los síntomas serán los siguientes:

El efecto que tiene la respuesta estrés en el organismo es profundo (Fuente):

En el caso de que el estrés se active por una traumatismo severo, la vasoconstricción ayudará, a evitar menor perdida de sangre, esta coagulará antes, también activa la encefalina,  suprime los impulsos dolorosos a través del sistema nervioso central.

Sin embargo conforme el cuerpo empieza a ver la salida de la situación, y las probabilidades de supervivencia van aumentando, el cuerpo comienza a tener otras prioridades, aparece el dolor donde hay lesiones, es un indicador que nos quiere decir, que en esa zona, hay algo que no marcha bien, la adrenalina desaparece y un abatimiento general sobreviene a nuestro Titán.

La realidad supera siempre la ficción, sólo hay que ver las películas de “Tocando el vacío” y “127 horas“,  hasta que no lleguemos al hospital no ha terminado todo.

Vídeo donde el propio Ralston explica lo sucedido.

Imagen de previsualización de YouTube

También puede interesarte

La fe mueve montañas

19 Agosto, 2011

Hay que saber renunciar a tiempo

3 Julio, 2014

Patrocina encorda2, Seguridad en Montaña

29 Mayo, 2013

Deja una respuesta

12 Comentarios

  • Responder Climber 5 Septiembre, 2011 a las 10:13 am

    Interesante artículo !!
    Había oído algo acerca del tema pero nunca me lo había planteado de este modo…
    Gracias por la información !

    • Responder encorda2 5 Septiembre, 2011 a las 5:54 pm

      Hola Climber! me alegra que te haya parecido interesante.

      Saludos.

  • Responder Jorge Pérez 5 Septiembre, 2011 a las 10:32 am

    Realmente es así…hace años tuve un accidente escalando; caída de 12 metros por un mal uso del grigri por parte del asegurador (y mía por no haberlo revisado).
    Resultado, fractura del calcáneo y aplastamiento.
    La compañera que me aseguraba entro en pocos segundo en shock, con un ataque de pánico muy fuerte… No fue capaz ni de hacer la llamada al 061, no podía hablar. Mientras yo la consolaba otro compañero se encargaba de llamar. Llegue incluso a moverme (mal por mi parte) sin que me doliera nada y sabiendo que me había reventado el pie.
    …cuando íbamos en la ambulancia, yo estaba inmovilizado, pero aún así no me dolía nada, solo estaba pendiente de la compañera, los enfermeros tuvieron que ponerle tranquilizantes y fue cuando controlaron su ataque. Fue cuando entonces me relaje.
    Me empezó a doler todo, espalda, cervicales y por supuesto el pie..del dolor llegue a perder el conocimiento.

    • Responder encorda2 5 Septiembre, 2011 a las 6:04 pm

      Hola Jorge! espero que al final te recuperaras bien del calcáneo, no eres el primer accidentado que tiene que esperar mientras atienden al compi de un ataque de ansiedad, gracias a eso pasaste del no dolor a dormir la mona, tu cuerpo eligió un buen momento para desbloquear el estrés.

      Saludos.

  • Responder Juan Nieto 6 Septiembre, 2011 a las 5:21 pm

    Enconrda2 aqui apunto el sistema que actua en cuanto a esos momentos criticos (Arousal: Activación Fisiológica y Psicológica) es un tema apasionante donde se puede profundizar… un saludo masquina..

    • Responder encorda2 11 Septiembre, 2011 a las 10:32 am

      Gracias Juan! lo apunto, la vertiente psicológica en todo lo que se refiere al accidente en montaña me interesa.

      Saludos

  • Responder María 12 Septiembre, 2011 a las 10:55 am

    Me siento muy identificada:
    Hace cuantro años, haciendo un descenso de barranco, me rompí el tobillo y el peroné realizando un salto de 7 metros, choqué contra una piedra dentro del agua.
    Para poder encontrar una zona de escape, repté durante más de una hora por los rápidos, incluso salté de cabeza.
    Después aguanté 5 horas en coche hasta el hospital.
    Allí fué cuando realmente tomé conciencia del dolor.
    Pero tengo una cuestión:
    Después de este incidente, me resulta imposible abrir vias de escalada (deportiva) de primero, el pánico se apodera de mí ante la posibilidad de sufrir un vuelo y me quedo totalmente bloqueada.
    Alguien conoce este estres que yo genero en estas situaciones?? ¿Qué soluciones puede haber o que terapeutas conocen el tema?

    Gracias por la página y saludos!!

    • Responder encorda2 13 Septiembre, 2011 a las 12:06 am

      Hola María! menuda odisea, menos mal que parece que salió todo bien, no dices si te ha quedado algún tipo de secuela, te lo digo por lo de la escalada, todos cuando vamos de primero tenemos días mejor y peores, pienso que puedes tener carga mental por la lesión en el tobillo y temas caer mal, si el que asegura no acompaña la caída y deja la cuerda tensa en la caída impactas con más fuerza contra la pared, que será lo más probable que haga al verte bloqueada. Como el tobillo con los gatos va bastante desprotegido creo que cierta desconfianza puede venir por no volver a lesionarte, poco a poco, igual debías de ensayar algunos vuelos o perdidas de nivel en top rop al principio, para ir ganando confianza en la caída y así tranquilidad al escalar de primero. Prueba a ponerte tobilleras en los dos pies no sea que te lesiones el otro, a ver si eso te da más confianza, te llevará un tiempo pero creo que psicológicamente en la escalada irás mejorando.

      Saludos. Si haces la prueba cuéntalo a ver cómo fue.

  • Responder J.D 27 Septiembre, 2011 a las 11:04 pm

    Hola amig@s .
    Lo primero felicitaros por vuestro año de vida, soy seguidor desde que empezo con el blog de wordpress.
    Mientras leía este articulo, recordé que habia visto un documental sobre el comportamiento del cuerpo humano ante estas situaciones y después de mucho buscar lo he encontrado.
    Espero haber servido de ayuda.
    Atentamente un saludo desde Lorca (Murcia).

    http://www.documentales-online.com/el-sistema-nervioso-cuerpo-humano-al-limite/

    • Responder encorda2 29 Septiembre, 2011 a las 7:39 pm

      Hola J.D. Gracias por el enlace, está muy bien, sobre todo el segundo vídeo de la chica que cae de 18 metros.

      Saludos.

  • Responder riki 26 Octubre, 2011 a las 8:33 pm

    bueno, a ver como me explico para no parecer un temerario…viene muy bien el saber que cuentas con esa respuesta del cuerpo y saber que ante ciertas situaciones tienes una herramienta que en una circunstancia normal en la montaña no da el cuerpo…con esto, no quiero decir que haya que tentar a la suerte, pero viene bien saber que en caso de necesidad tendremos unos recursos que desde el sofa de casa se hacen dificiles de prever y calcular…
    nosotros tambien tuvimos nuestra experiencia al respecto en gredos, y es increible lo que puedes llegar a hacer…lo que puedes llegar a discurrir…lo que puedes llegar a reaccionar cuando es necesario….eso si, tarde en recuperarme del esfuerzo casi una semana, pero alli, metido en faena…es que no se me subian ni las pulsaciones…

    buen articulo

    un afectuoso saludo al greim en general y al de arenas de san pedro en particular

    • Responder encorda2 28 Octubre, 2011 a las 7:02 pm

      Gracias Riki! me alegra que te haya gustado el articulo, incluso el estrés malo es un síntoma de defensa que nos dice de que algo no va bien, nuestro organismo es la leche. Tus saludos llegarán, me consta que algunos leen estos artículos.

      Saludos.

    Pin It
    [ + ]