encorda2
Alpinismo Seguridad en montaña Febrero, 2014

Ventisca y accidentes

Para que podamos llamarlo ventisca lo primero que tenemos que tener es viento fuerte, de propagación horizontal, con baja visibilidad y temperaturas entorno a los -15ºC. En alta montaña el viento golpea contra tu cuerpo lo que en ese momento esté precipitándose por el temporal, además de toda clase de materia que no está anclada al terreno, puede ser granos de hielo, pequeñas piedras, ramas, debemos tener algunos factores claros antes de enfrentarnos a este fenómeno, de lo contrario asumimos un grave peligro sin darnos cuenta.

Reconozco que me gusta el viento fuerte en la cara, llegar a la cumbre con condiciones duras es una experiencia de mucha adrenalina, con el tiempo espero hacer un post sobre cómo afrontar la ventisca, pero de momento me voy a centrar en definir algún error para que este no os ponga en graves apuros.

La ventisca lleva asociada diversos factores negativos:

Euforia: en los primeros momentos de la ascensión podemos sentir una fuerte motivación por ascender y vencer las dificultades, podemos cegarnos con la idea de la cumbre, no hay que olvidar que esto es un estado momentáneo que hay que controlar.

Perdida de visibilidad: si no llevamos gafas de ventisca la materia golpea los ojos, con el tiempo los lesionará y nuestra visión quedará limitada, las gafas que no son de ventisca con protecciones son validadas sólo cuando esta no es fuerte.

Desequilibrio: las ráfagas de viento, la materia contra los ojos y cara, nos hace irascibles, impacientes, perdemos la concentración y comenzamos a cometer errores, caídas por perdidas de equilibrio, el aire mueve nuestros pies como lo hace el agua cuando queremos cruzar un río, al movernos con la mochila, hace de vela que nos gira bruscamente, si el viento es muy fuerte no es recomendable darle la espalda por este motivo.

desorientación

Desorientación

Orientación: Con la falta de visibilidad, la euforia, en principio actúa aumentando la confianza, a pesar de no tener referencias creemos estar en el lugar correcto, con el tiempo esta falta de referencias y esfuerzos realizados nos desvirtúa la dirección y lo que realmente hemos avanzando, conforme pasa el tiempo podemos entrar en una fase de desmoralización.  El resultado final es el mismo: perdida de referencias.

Carga psicológica: Una vez inmersos en este tipo de fenómeno, bien por exceso de confianza afrontando la ventisca o bien siendo atrapados sin haberlo deseado, el estado anímico será muy importante para salir de ella. El tiempo se nos puede hacer eterno cuando en realidad sólo ha pasado menos de que pensamos. Este aspecto me parece muy importante, hay que tener una fuerte determinación para continuar avanzando.

Hipotermia: Esta no tardará en aparecer, tenemos que pensar que por la acción del viento la sensación térmica bajará muchos grados, la ropa no calienta, por muy técnica que sean las prendas que llevemos, si no salimos de la exposición al frío nuestro cuerpo irá perdiendo temperatura progresivamente. Si nuestra equipación no es de calidad, estamos mojados de sudor, y expuestos al viento la perdida de calor será más rápida.

encorda2 ventisca

Ventisca

Si habéis leído todo lo anterior estoy seguro que se os ocurren algunos detalles que no he comentado o que se me han pasado, podéis comentar para ir completando el artículo, todo este post lo he escrito con la idea de poner esta última recomendación y que por desgracia es el último error que se comente cuando estamos en mitad de una ventisca y desorientados.

Supervivencia para una ventisca: Nunca hagas una fosa, ya sé que hay excepciones, pero en montañas que se suben y bajan en un día no es necesario preparar un refugio, sal de allí como sea.

Cuando se enseñan hacer iglús, fosas, parapetos etc, estos son laboriosos de construir, las energías que tenemos: son para bajar sin parar, da igual en qué dirección, si nos encontramos un cortado subimos y bajamos por otro lado, cuando realizamos estas construcciones las hacemos con antelación, sin la presión del viento y con los medios necesarios, lo normal es que nos mojemos los guantes mientras los construimos, si no tenemos de repuesto se nos congelarán las manos.

La fosa conforme la realizamos y al introducirnos en ella se irá cubriendo de nieve que volverá a sacarnos al exterior. Salvo que seamos realmente un experto en estos temas para tomar decisiones, la mejor opción es siempre bajar.

En el siguiente vídeo he querido comentaros dos accidentes que hubo en Sierra Nevada hace unos años, de ellos se pueden extraer muchas conclusiones, para mí lo principal es una buena planificación de la actividad.

Imagen de previsualización de YouTube

También puede interesarte

Cómo actuar en caso de accidente en montaña.

13 Marzo, 2012
Teléfono satelital

Teléfono satelital

9 Octubre, 2012

Rescate en la Cordillera Blanca, Huaraz, Ancash, Perú

4 Junio, 2012

Deja una respuesta

23 Comentarios

  • Responder Antonio Gámez 17 Febrero, 2014 a las 10:17 pm

    Pedro muy interesante como siempre.
    Yo quería hacer un comentario que en alguna ocasión me ha servido con niebla muy cerrada.
    Me refiero a ir pendientes de la dirección del aire. si bien algunas veces puede cambiar de dirección mientras estamos en la ventisca, pero con frecuencia sigue la misma y si tenemos esto en cuenta, nos puede dar idea de como nos desplazamos, si hemos cambiado o no de vertiente, si nos movemos siempre en la dirección que queremos con respecto al aire o nos desviamos y de otros detalles que nos pueden orientar para desplazarnos.
    Otro elemento que nos puede ayudar son el sonido de las aguas y su desplazamiento si nos llega desde algún barranco a la hora de seguir una dirección.
    Un abrazo.

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 6:02 pm

      Hola antonio! desde luego que es importantes.
      Saludos.

  • Responder Juan Sin Miedo 18 Febrero, 2014 a las 8:15 am

    Hace justo un año me cogió una ventisca en la Laguna de los pájaros en Peñalara, iba preparado para la ola de frío de esos días pero no me esperaba la nube que apareció repentinamente y que casi me arranca la vida… Escribí esto por si a alguien le sirve de lección:

    http://mountain-weekends.blogspot.com.es/2013/02/cuando-la-situacion-se-complica.html

    Y añado que las dos veces que masa frío he pasado en mi vida no ha sido ni en la cima del Huascarán Sur 6768msnm ni en la cima del Mont Blanc ni en Pirineos… Ha sido en Peñalara… Un pico que la gente a veces desprecia y que casi todos los años se cobra alguna víctima mortal…

    Tened cuidado

    (y gracias encorda2 por todos vuestros consejos)

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 6:00 pm

      Gracias Juan! no hay montaña pequeña.
      Saludos.

  • Responder Kike Gamero 18 Febrero, 2014 a las 11:01 am

    Buenos días:

    Muy didáctico como siempre, me gravo a fuego “no hagas fosa, sal de allí como sea” estoy de acuerdo que en España siempre será mejor salir de esa situación perdiendo altura como sea.
    Yo en mí mochila siempre llevo una funda vivac pero para usarla en caso de lesión de alguien del grupo, no se si será útil, ya que por suerte nunca la hemos tenido que utilizar, la idea es ganar algo de tiempo contra el frió mientras llega ayuda.

    Gracias y un saludo.

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 5:32 pm

      Hola Kike! es como comentas, hay que ganar tiempo contra el frío. Dependiendo de las lesiones también hacen perder calor corporal. Muchas de las muertes que se producen en la montaña después de un accidentes con politraumatismos, esta suele venir más por la hipotermia, que por la gravedad de las lesiones cuando estas no han sido mortales.
      Saludos.

  • Responder Fran Pueyo 18 Febrero, 2014 a las 11:08 am

    Te sigo desde hace tiempo y me parecen muy interesantes y didácticos todos tus vídeos.

    A nosotros nos pillo una ventisca en la zona de Ulldeter, en el pirineo oriental, cerca de la estación de esquí de Vall Ter 2000, en Gerona. La intención era coronar la cima del Gra de Fajol de 2.714 m., pero la prudencia nos hizo dar la vuelta, sensación térmica se sitúo en 30 grados bajo cero.

    A pesar de ir bien equipados, conocer el terreno y tener buenas condiciones físicas no es prudente arriesgarse y meterse en una ventisca como la de aquel día.

    Esta zona es el territorio del temido Torb, un viento que puede alcanzar rachas superiores a 200 km/h como paso el 2 de enero de 1998 en la estación de esquí de La Molina en la cota 2.300.

    Saludos compañero, espero impaciente más lecciones tuyas, siempre tan interesantes. Gracias

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 5:26 pm

      Hola Fran! recuerdo lo que pasó aquél trágico día que comentas, 30 grados bajo cero son muchos grados hicisteis bien en ser conservadores.
      Saludos.

  • Responder miguel 18 Febrero, 2014 a las 11:11 am

    Muy interesante. A mí me pilló una ventisca con agua yendo a poqueira con un amigo y lo pasamos bastante mal, sobretodo él porque sus pantalones no eran del todo impermeables. No tardamos en llegar al refugio pero llegamos bastante mojados y fríos y gracias en parte a unos que nos encontramos que iban con gps. A raíz de eso nos compramos un gps nosotros también. Del vídeo se deduce que son super importantes los detalles, una ropa u otra, llevar un gps o no llevarlo, saber dónde está el refugio o no saberlo puede marcar la diferencia…

    • Responder Gato 18 Febrero, 2014 a las 11:36 pm

      Con ventisca, el GPS cuesta mucha usarlo (casi es imposible).

      • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 4:47 pm

        Hola Gato! pero es la mejor herramienta que tienes, salvo buen conocimiento del terreno, o experiencia en esas situaciones.

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 5:06 pm

      Hola Miguel! tu lo has dicho los detalles son muy importantes, sobre todo cuando tienes pocos margen para el error, cuando salimos a la montaña sólo cuando hace bueno, estos detalles no suelen tener mucha importancia, pero si empiezas a salir en este tipo de condiciones tienes que valorar no solo tu condición física y experiencia, también el equipo que llevas.

      Saludos.

  • Responder Sebasgg45 18 Febrero, 2014 a las 1:43 pm

    Pedro, como siempre, darte las gracias por toda la información que nos facilitas y en este caso, información apropìada por los días de aire que tenemos en Sierra Nevada.

    A raiz de esto quería comentar algo que me ocurrió el pasado día 8 de febrero y que no me había ocurrido con anterioridad. El tema es que sabiendo que daban malo por viento, un amigo y yo decidimos salir sin más pretensiones que acercarnos al Refugio de la Carihuela a comer y vuelta. Tomamos la decisión de ascender por zona de pista para poder orientarnos porque de lo contrario nos habríamos perdido seguro debido a que había nubosidad y fuerte ventisca.

    El hecho es que fue la primera vez que se me congelaron las gafas debido a la ventisca tan húmeda que había. Solución, guardar las gafas en el bolsillo interior hasta que se descongelaran con el consiguiente peligro para la vista. Sobra decir que no pudimos llegar al refugio así que poco antes de las Posiciones nos dimos la vuelta.

    Ibamos buscando esa experiencia y la encontramos aunque siempre con cabeza y sin perder las referencias que nos permitiesen orientarnos como es debido.

    Gracias de nuevo.

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 5:02 pm

      Hola Sebas! La ventisca y las gafas se llevan muy mal, aún si llevabas gafas de ventisca también se suelen llevar mal, hace unos años estuve haciendo una travesía ártica por encima del agua, mucha humedad y las gafas de ventisca eran de adorno, pero si las quitabas, la humedad del ojo se congelaba, se nota muy claramente pues cuesta cerrar el parpado, esto es muy peligroso, por mucho que se congelen las gafas es mejor dejarlas lo que realmente interesa es que proteja el ojo, finalmente en la travesía iba sin gafas, pero con viendo a través del las rejillas de la tela del tapabocas, o con pequeñas ranuras entre el gorro y tapabocas, al final he conseguido una especie de burka que me tapa toda la cabeza pero tiene una fina tela para mirar a través de ella. Travesía en el ártico canadiense
      Saludos.

  • Responder Vlady 18 Febrero, 2014 a las 7:54 pm

    Qué hay Pedro,

    Muy bueno el post!

    Por Facebook ya te comentaba aquella experiencia relacionada con el tema que tratas y en la que profundicé en este post que pongo más abajo.

    En él hablo además de una pregunta que nos hacemos muchos:
    ¿Por qué ocurren los accidentes de montaña?

    Un saludo

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 4:51 pm

      Hola Vlady! me alegro que te guste, los accidentes ocurren, somos humanos y cometemos errores.
      Saludos.

  • Responder Adrián 18 Febrero, 2014 a las 10:55 pm

    Muchas gracias, tanto por éste como por cualquiera de tus artículos.

    Yo desde mi ignorancia, siempre he pensado que es mejor estar en movimiento, que uno se queda más tieso que la mojama en cuanto se para un poco con malas condiciones…

    Un saludo

    • Responder encorda2 5 Marzo, 2014 a las 4:48 pm

      Hola Adrián! quedarse parado en un lugar de mucha exposición al viento, desde luego no es la mejor decisión.
      Saludos

  • Responder Juanma 10 Febrero, 2015 a las 11:53 am

    ¿Sabéis de algún lugar donde se puedan bajar los waypoints con la ubicación de todos los refugios de Andalucía o similar ?

    • Responder Juan 11 Febrero, 2015 a las 8:26 am

      Busca en WorldSummits, (worldsummits.net) sé que tienen una base de datos impresionante tanto de picos como de vivaks y refugios tanto de España como de el mundo. Suerte!

      • Responder Juanma 16 Febrero, 2015 a las 10:19 am

        Gracias, Juan.
        He mirado y me he adscrito a WorldSummits, buscaré con detenimiento a ver si encuentro dicha información.

  • Responder Juanma 16 Febrero, 2015 a las 10:37 am

    Por si a alguien le interesa, he puesto a disposición pública un fichero KML con la ubicación de los refugios de Montaña de Sierra Nevada: -> https://db.tt/1NuYyTbV
    El mapa se puede consultar aquí

  • Responder Juanma 16 Febrero, 2015 a las 10:41 am

    La versión en GPX -&gt

  • Pin It
    [ + ]